Teletrabajo

Introducción

El concepto de “empresa flexible” desarrollado a partir del trabajo de Atkinson expone la manera en que las empresas consiguen la flexibilidad numérica, utilizando un núcleo central de trabajadores y otros periféricos.
El “núcleo central” está constituido por trabajadores permanentes, trabajando a tiempo completo, y los “periféricos” son trabajadores a tiempo parcial, o con contrato temporal, u otros sistemas, como el teletrabajo.
Los trabajadores del núcleo central realizarán, sobre todo, tareas y trabajos clave.
Normalmente se suele asociar, cada sistema de flexibilización, a las siguientes distinciones:
  • La jornada laboral flexible, incluida la flexibilidad contractual.
  • La flexibilidad en el contenido del trabajo a realizar o del puesto a desempeñar.
  • La flexibilidad económica o salarial.

Concepto y Definición de Teletrabajo

Existen múltiples definiciones.
Teletrabajo: actividad realizada a una cierta distancia de la unidad o centro productivo, o de quien recibe los frutos de la actividad, auxiliándose de medios complementarios, normalmente relacionados con las comunicaciones.
El teletrabajo no debe ser contemplado únicamente como el resultado de una innovación técnica, sino que resulta más una innovación social que un simple cambio de hábitos de vida o en los procedimientos de trabajo.
Aspectos directamente relacionados con el teletrabajo consisten en estar más cerca del cliente lo que significa tener una mayor capacidad de respuesta frente a la demanda.

Tipos de Teletrabajo: ¿Dónde se Realiza el Teletrabajo?

La oficina en casa

Los primeros estudios sobre teletrabajo se referían casi exclusivamente a la forma de trabajo que las personas realizaban en casa. Normalmente, para ello suele utilizarse un ordenador personal o terminal, conectado a través de las líneas telefónicas a redes de ordenadores situados en otro lugar.
La mayoría de las empresas que utilizan el teletrabajo optan por la solución denominada “teletrabajo alternado”, en el que los empleados sólo trabajan en casa una parte del tiempo, transcurriendo el resto de la jornada laboral en la oficina.

Teletrabajo móvil

Los trabajadores cuya actividad requiere frecuentes desplazamientos pueden teletrabajar estén donde estén.
Los agentes de ventas, los ingenieros de servicio y muchos ejecutivos no son más que algunos de los personajes que pueden teletrabajar de esta forma.

Oficinas satélite

Esta es una forma colectiva de teletrabajo, parecida a la tipología tradicional de sucursal que ya existe desde hace tiempo en muchas empresas. Tal vez la diferencia estribe en que, mientras que las sucursales tienen la función de ocuparse de las necesidades de los clientes o de los mercados locales, hoy en día, las oficinas satélite pueden estar ubicadas lejos de las oficinas centrales, pero desempeñar de todos modos una labor destinada a toda la organización, empleando conexiones informáticas y de telecomunicaciones.
Las oficinas satélite pueden resultar útiles gracias a la reducción de los gastos inmobiliarios y de los gastos generales.

Los telecentros, las oficinas de zona y los telecottages

En este caso se crea una oficina a distancia equipada con todas las conexiones informáticas y de telecomunicaciones necesarias para que lo utilicen los trabajadores. Estos telecentros actúan a menudo como infraestructuras de apoyo a la colectividad en áreas periféricas o económicamente desfavorecidas, como medio para fomentar el desarrollo económico de las mismas.
El desarrollo de los telecottages en algunos lugares de Europa constituye un fenómeno vinculado a estrategias de introducción del teletrabajo para superar problemas locales estructurales y para reforzar la realización de tecnologías de telecomunicaciones en las regiones.

La oficina virtual

Con este término se describe una forma radical de organización descentralizada del trabajo, en la que todo el personal de una empresa trabaja a distancia comunicándose mediante la informática y las telecomunicaciones y en la que la empresa no posee oficinas centrales en el sentido físico de la palabra.

Tiempo de teletrabajo

La asesoría inglesa Management Technology Associates ha establecido una clasificación muy útil de los teletrabajadores, según el tiempo que pasa teletrabajando:
  • Teletrabajadores marginales: Son quienes trabajan lo bastante como para que se les pueda definir como “teletrabajadores”, pero la frecuencia y/o la regularidad es insuficiente para que el teletrabajo se convierta en un aspecto rutinario de su forma de trabajar. Psicológicamente, la persona sigue siendo un trabajador en el sentido convencional de la palabra, ya que su lugar de trabajo principal siguen siendo las oficinas de la empresa. Normalmente, el teletrabajador marginal dispone de pocos equipos de oficina en casa.
  • Teletrabajadores sustanciales: Aquellos para los que el teletrabajo es tan regular y frecuente como para haberse convertido en un aspecto rutinario de su forma de trabajar. Las oficinas de la empresa se siguen considerando como el lugar de trabajo principal, pero el teletrabajador sustancial también se ha creado una rutina de trabajo en casa, y en la mayoría de los casos, dispondrá de algunos equipos de oficina en su vivienda.
  • Teletrabajadores primarios: Aquellos para los que el teletrabajo se ha convertido en su forma principal de trabajar. También pueden tener que pasar algunos días en las oficinas, incluso frecuentemente o de forma regular, pero su casa se considera como el centro de su actividad laboral. En su casa disponen de todos los equipos necesarios para el trabajo diario.

Estatus de empleo

  • Teletrabajadores por cuenta ajena: el contrato de empleo contempla la casa del empleado como lugar de trabajo, además de (o en su lugar) las oficinas de las empresas.
  • Teletrabajadores autónomos o liberales: el trabajador elige o prefiere trabajar en casa.
  • Teletrabajo informal: un empleado y sus jefes ven las ventajas que comporta el teletrabajo y lo adoptan, aunque formalmente no forme parte de su contrato de trabajo.

Concepto de Teletrabajador

Son trabajadores que pasan toda o parte de la jornada laboral en su domicilio, o en un centro local, o en un telecentro, trabajando para un empleador que se encuentra a distancia.
En este sentido, la Asociación Británica de Teletrabajadores, distingue tres tipos diferentes de teletrabajadores:
  • Los telenómadas: son los trabajadores que necesitan de movilidad en su trabajo.
  • Los profesionales y especialistas: son a menudo directivos, que se encuentran lejos de sus bases permanentes y que guardan contacto mientras están trabajando en sus domicilios o lugares de desplazamiento.
  • Los empleados de apoyo al trabajo de ofician: se trata de operaciones relacionadas con el trabajo administrativo o técnico.

Ventajas, Inconvenientes y Oportunidades que Presenta el Teletrabajo

Ventajas

Ventajas para empresas

Flexibilización de las estructuras:
  • En el espacio:
    • Reducción de los costes fijos generales inmobiliarios y de oficinas.
    • Reducción de los costes de transporte y desplazamientos.
    • Reorganización sobre el territorio.
    • Mayor capacidad de reacción ante graves interrupciones del trabajo no previstas.
  • En la jerarquía:
    • Facilitar procesos de reingeniería.

Ventajas para los trabajadores

  • Mayores posibilidades de acceso o permanencia en el mercado laboral.
  • Flexibilidad de horario.
  • Mayor independencia.
  • Reducción de las pérdidas económicas.
  • Reducción de gastos económicos indirectos.
  • Mayor control sobre el tiempo propio.
  • Mayor autonomía sobre los modos de trabajo.
  • Mayor control sobre los resultados del trabajo.
  • Elección personal de aspectos del entorno laboral.
  • Reducción del estrés.

Ventajas para la colectividad

  • Redistribución geográfica.
  • Disminución de la contaminación.
  • Economía de tiempo y energía.

Inconvenientes

Inconvenientes para las empresas

  • Actitudinales:
    • Modificación de las jerarquías tradicionales.
    • Resistencias de los cuadros.
    • Descentralización de la responsabilidad.
  • Organización:
    • Rediseño de nuevos sistemas de control de calidad y supervisión.
    • Dificultades de controles de tiempos.
    • Dificultada para mantener la estructura clásica.
  • Inversión:
    • Nueva cualificación del personal.
    • Compra de equipos informáticos y telecomunicaciones.
    • Aumento de los costes de teléfono.

Inconvenientes para los trabajadores

  • Menor contacto personal.
  • Modificación de las relaciones familiares.
  • Ausencia de soporte inmediato.
  • Protección social y laboral más complicada.

Oportunidades

Oportunidades para empresas

  • Aplanamiento organizacional.
  • Aumento del diálogo y la concertación.
  • Depuración de los sistemas de flujos de los trabajos para facilitar la calidad y supervisión.
  • Acercamiento resultados/salarios/realidad.
  • Polivalencia y adaptabilidad de los teletrabajadores y por tanto de la organización en sí.
  • Aumento de la cualificación profesional.
  • Utilización óptima de sus recursos.
  • Rápida recuperación en la inversión en recursos humanos.
  • Rápida recuperación de la inversión en equipos informáticos.
  • Reducción de elevadas inversiones en infraestructuras tecnológicas.

Oportunidades para los trabajadores

  • Aumento de la productividad.
  • Aumento de las posibilidades de distribución del tiempo de trabajo.
  • Aumento de calidad de vida, con menores gastos.

Oportunidades para la colectividad

  • Flexibilización de las estructuras organizativas.
  • Mayores beneficios, principalmente medioambientales.
  • Mejor distribución del trabajo y el empleo.
  • Eliminación de barreras diferenciadoras.
  • Mayor igualdad social.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario