Introducción

La DRRHH ha de conseguir que los nuevos empleados sean productivos y se encuentren satisfechos en la empresa. Los primeros días pueden ser angustiosos lo que le perjudica la capacidad para aprender y le crea insatisfacción.
Las primeras impresiones condicionan su futura satisfacción e integración. Es responsabilidad de la DRRHH conseguir que las primeras impresiones sean favorables para que el nuevo miembro sea productivo y esté satisfecho.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario