El Outplacement

En ocasiones, la empresa se ve obligada a despedir personas de larga trayectoria y experiencia, y que son muy valoradas y reconocidas, por lo que las personas que permanecen en la empresa pueden sentirse desmotivadas al comprobar cómo incluso los mejores son objeto de despido. Para disminuir las consecuencias de este trauma, esas situaciones deben preverse.

El outplacement se traduce como recolocación externa, pero más correctamente puede definirse como consultoría y apoyo para la reorientación profesional o laboral.
El inplacement, que sería recolocación interna, y que normalmente comporta un cambio de destino, una promoción o una degradación.
En la selección de personal se ha de encontrar a la persona idónea para un puesto y en el outplacement se tiene a una persona muy bien definida y se trata de determinar el puesto idóneo para esa persona.

El outplacement es un programa definido para cada persona que utiliza los siguientes elementos:

  • Un estudio de las capacidades y limitaciones de la persona.
  • Un análisis del mercado laboral adecuado a esas capacidades y limitaciones.
  • Un plan de marketing personal y networking (red de contactos).
  • Formación para una reorientación laboral cuando es necesario.
  • Asesoramiento para la preparación de un currículum vitae y para la realización de entrevistas.
  • Investigación de las necesidades y características de la empresa a la cual postula.
  • Ayuda psicológica y de orientación profesional.
  • Apoyo logístico, con una secretaría dotada de medios humanos y materiales de apoyo.

La empresa puede prever que, en un determinado momento, tendrá que prescindir de una persona concreta y ese período de anticipación debe ser aprovechado para la recolocación, ya que cuanto mayor sea el tiempo dedicado a este programa, más posibilidades de éxito tendrá.

Hay varios tipos de programas de recolocación:

  • Reorientación de ejecutivos. Dura seis meses y se dirige a ejecutivos con experiencia. Cada persona permanece en el programa hasta que ha sido recolocada en un puesto adecuado a su experiencia y a su nivel de vida.
  • Búsqueda activa de empleo. Dura tres meses y se dirige a mandos medios, profesionales y técnicos.
  • Búsqueda básica de empleo. Dura un mes y se dirige a administrativos, técnicos y trabajadores cualificados.
  • Reorientación laboral. Son conferencias y cursos de corta duración, dirigidos a grupos de personas que deben recibir orientación y entrenamiento en la búsqueda de empleo.
  • Autoempleo. Si se comprueba que la persona tiene potencial y capacidad de independencia laboral, se hace un programa especial para prepararle y asesorarle en el desarrollo de una nueva actividad.

En cualquier tipo de programa las personas se encuentran en una posición delicada y son muy vulnerables emocionalmente, tienen poca autoestima y se sienten perdedores, por lo que necesitan ayuda personalizada.
Es muy conveniente que la persona se sienta apoyada por su empresa de origen y lo ideal es que siga trabajando en ella mientras dure el programa, así se seguirá sintiendo útil, no tendrá la sensación de abandono, la transición será suave y el despido no perjudicará la moral y motivación de los empleados que quedan en la empresa.

Cada programa debe ser estructurado de modo que se ajuste a las necesidades y expectativas de cada persona, pero, generalizando, podemos distinguir las siguientes fases:

  • Levantar la autoestima de la persona y motivarla. Un orientador y un especialista en RRHH evaluarán su carrera profesional detectando sus puntos fuertes y débiles, y, eventualmente, las carencias que se puedan modificar mediante formación.
  • El entrenamiento, elaborando un plan de preparación para competir en el mercado de trabajo, lo cual comporta ayudarle a preparar un buen currículum vitae, y practicar simulaciones de entrevistas que son grabadas en vídeo y analizadas posteriormente.
  • Conseguir el nuevo empleo. La consultora de outplacement, pondrá a disposición de la persona una oficina con los medios humanos y materiales para canalizar los esfuerzos. Se analizan las redes de contactos propias y del candidato (networking). Estas redes incluyen contactos directos con los headhunters (buscadores de talentos) y agencias de selección de personal. Analizarán la prensa diaria, navegarán por Internet, evaluarán entrevistas y promoverán actividades sociales para presentar al candidato.

Las fusiones, adquisiciones y reestructuraciones traen consigo grandes despidos por eliminación de departamentos, secciones y actividades completas. En muchos casos, con la asesoría de la propia empresa y el ingenio de la dirección, pueden formarse nuevas empresas organizando al conjunto de los trabajadores del departamento, sección o actividad, para que puedan seguir actuando por su cuenta.
Las partes del contrato de outplacement son la empresa que va a prescindir de una persona y la agencia de outplacement que reciben sus honorarios de la empresa de la cual es originaria la persona, por lo que  muchas empresas que quieren contratar, en lugar de recurrir a una agencia de selección (a la cual deben pagar), recurren a la agencia de outplacement, que no les cuesta nada.
No son outplacement un curso sobre “como encontrar empleo”, un gabinete de psicólogos que hacen tests e informes, una agencia de empleo, una bolsa de trabajo.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario