Objetivos de la Dirección de Recursos Humanos

Tipos de objetivos


La Dirección de Recursos Humanos contribuye a la mejora de la productividad. Directamente encontrando formas más eficientes de alcanzar los objetivos, e indirectamente mejorando la calidad de vida en el trabajo.
El objetivo de la Dirección de Recursos Humanos es mejorar la contribución productiva de los recursos humanos a la organización.
La DRRHH ha de contar con unos objetivos más concretos que le sirvan como metas en relación a las cuales se pueden evaluar las alternativas de actuación y los resultados obtenidos. Estos objetivos son:

  1. Objetivos sociales: tratando de minimizar el impacto negativo que pueden tener las demandas de la sociedad en la organización.
  2. Objetivos de la Organización: la DRRHH debe contribuir a su consecución.
  3. Objetivos de la propia función de DRRHH.
  4. Objetivos personales de los empleados: para mejorar la contribución de las personas a la organización, mantener y retener a las personas y para que se encuentren motivadas.

Estos objetivos constituyen referencias que permiten guiar las decisiones, evaluarlas y
comprenderlas.

La relación entre los objetivos de la DRRHH y sus actividades


Para alcanzar esos objetivos, la DRRHH se ocupa de obtener, desarrollar, utilizar, evaluar, mantener y retener la cantidad y calidad de recursos humanos que la organización precisa.

Las actividades de la DRRHH son:

  • A medida que crece la organización la organización, necesita nuevos trabajadores de diversas características. Para estimar las necesidades futuras de recursos humanos, se planifica.
  • Se busca a las personas adecuadas a esas necesidades, lo cual requiere un proceso de selección.
  • Es necesario desarrollar unas actividades de orientación y formación.
  • Las necesidades de la planificación se pueden cubrir con personas que se encuentran en ella y, para ello, se realizan actividades de desarrollo. Con estas actividades se asegura que las personas vayan teniendo las nuevas capacidades que necesitan para seguir siendo útiles en la organización, y para satisfacer sus objetivos personales de mejorar su situación dentro de ella.
  • A medida que la organización se transforma o crece, las actividades de ubicación transfieren a las personas de unas tareas y ocupaciones a otras, las promocionan y cuando es inevitable las despiden.
  • Las actividades de evaluación y de control no tratan sólo de comprobar lo bien o mal que realizan las personas sus cometidos, sino también de saber si se deben reconsiderar las decisiones y los procesos de selección, orientación, formación, desarrollo y ubicación. También pueden poner de manifiesto problemas de satisfacción en el trabajo y de motivación.
  • Las actividades de compensación incluyen sueldos y salarios, y una serie de beneficios sociales como vacaciones, seguros, etc.
  • Algunas de las compensaciones vienen impuestas por la normativa legal que obliga a determinadas actividades al fijar salarios mínimos y servicios mínimos para los trabajadores (S. Social, condiciones de seguridad y sanidad en el trabajo, etc.).
  • Pueden producirse conflictos individuales o colectivos que pueden comportar la intervención de los sindicatos, por ello, la DRRHH ha de ocuparse de las relaciones sindicales.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario