Concepto de Dirección

El trabajo del directivo es combinar los recursos humanos y técnicos lo mejor posible para conseguir los objetivos.

Dirigir consiste en conseguir los objetivos de la empresa mediante la aplicación de los factores disponibles desarrollando las funciones de planificación, organización, gestión y control.

Los niveles directivos son:

  1. La alta dirección: está integrada por el presidente y otros directivos clave que desarrollan los planes a largo plazo de la empresa. Toman decisiones como las relativas a la elaboración de nuevos productos, la compra de otras empresas o la realización de operaciones internacionales. Supervisan el funcionamiento general de la empresa.
  2. La dirección intermedia: se incluyen los directores de fábricas o los jefes de divisiones. Se ocupan de cuestiones específicas. Son responsables de desarrollar planes y procedimientos detallados para llevar a la práctica los planes generales de la alta dirección. Supervisa a la dirección operativa.
  3. La dirección operativa: también llamada dirección de supervisión o dirección de primera línea; son los responsables de asignar trabajadores a trabajos específicos y evaluar sus resultados diariamente. Se encarga de poner en acción los planes desarrollados por los directivos intermedios, y se encuentra en contacto directo con los trabajadores.

Los directivos han de poseer ciertas cualidades para tener éxito: la facilidad para trabajar en equipo, la capacidad para diseñar y llevar a cabo planes a largo plazo, el valor de asumir riesgos o el saber desarrollar y mantener buenas relaciones humanas.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario