Introducción Del Programa De Valoración

Condiciones esenciales

El programa de valoración de méritos requiere ante todo el apoyo y la colaboración de todos.

Para proceder a la introducción del programa es ante todo necesario que el estado de las relaciones con el personal sea satisfactorio en el momento considerado.

La primera regla es la elección del momento psicológicamente más oportuno para una favorable acogida.

La segunda es informar de la iniciativa y asesorar a los directivos de los diversos departamentos de la empresa, a los miembros de la alta dirección y eventualmente también a los representantes sindicales. El informar y asesorar a los altos directivos y a los otros responsables es necesario para convencerles de la bondad de la iniciativa y para ganarse su apoyo.

Fases de la introducción

  1. Puesta a punto del sistema de valoración
  2. Elección de los mejores mandos intermedios
  3. Explicación a las personas elegidas de la necesidad de la valoración; presentación del esquema e invitación a discutirlo; elección de los factores de juicio que se deben incluir en el esquema.
  4. Redacción de una ficha-prototipo de valoración
  5. Ensayo de valoración de los subordinados, siempre a través de los mandos intermedios elegidos, de acuerdo con la ficha prototipo.
  6. Examen, de los resultados obtenidos, de las dificultades encontradas y de las modificaciones que se deban aportar al sistema
  7. Redacción de la ficha de valoración definitiva
  8. Formulación de las instrucciones sobre el funcionamiento del sistema y adiestramiento gradual de todos los valoradores.
  9. Aplicación definitiva del sistema en un determinado sector empresarial.
  10. Aplicación definitiva del sistema en todo el sector empresarial previsto.

Adiestramiento de los valoradores

Un grupo de valoradores expertos y bien adiestrados puede suplir las deficiencias de un programa o de una ficha. Es indispensable que el adiestramiento de los valoradores preceda a la introducción definitiva del sistema de valoración.

Tiene dos finalidades:
  1. Convencer a todos los valoradores designados del valor y de la importancia de un procedimiento sistemático de juicio personal.
  2. Enseñar a los valoradores el empleo correcto de los instrumentos puestos a su disposición por la empresa.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario