El Proceso de la Motivación

El punto de partida para estudiar la motivación es el individuo. La motivación está latente, pero sólo aflora cuando aparecen las necesidades, entendiendo por necesidades las carencias que experimenta una persona en un momento concreto. Esta necesidad le impulsa a hacer algo que alivie el malestar que la carencia le produce. Finalmente alcanza aquello que le permite cubrir sus necesidades y el malestar desaparece.
En el mundo de la empresa el empleado puede tener que llevar a cabo varias acciones alternativas o simultáneas para alcanzar los objetivos que le permitirán satisfacer sus necesidades.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario