Reconocimiento y Recompensa

Los integrantes de los grupos de trabajo deben ser reconocidos y recompensados para mantener su motivación y esta recompensa no debe ser necesariamente monetaria.
La recompensa monetaria puede establecerse como un porcentaje del ahorro alcanzado por la solución / mejora propuesta por los grupos de trabajo; pero en este tema se debe ser muy cuidadoso ya que puede sesgar negativamente la actividad de los grupos al inducirlos a trabajar solamente en temas que produzcan réditos en el corto plazo.
Es necesario remarcar la necesidad de que el reconocimiento y recompensa alcancen también aquellos grupos cuyas soluciones no hayan sido puestas en práctica, para que se vea que el esfuerzo igual vale.
El reconocimiento puede establecerse por alguno de los siguientes medios:
  • Proporcionando a los integrantes de los grupos formación suficiente, a través de la capacitación y el entrenamiento, para que puedan ampliar sus conocimientos y participar en proyectos más complejos.
  • Dándoles cada vez más facultades y autocontrol para actuar en sus propias propuestas.
  • Organizando jornadas internas de divulgación, donde los integrantes de los grupos expongan sus trabajos ante los miembros de la empresa.
  • Entregando, la máxima autoridad de la empresa, presentes alusivos durante las jornadas antes mencionadas.
  • Sorteando presentes no monetarios (regalos hogareños, viajes, etc.) entre los grupos.
  • Asistiendo a jornadas similares en otras empresas, instituciones públicas (escuelas, colegios, centros comerciales, etc.) y presentando sus trabajos.

Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario